Todos quieren un SUV, menos Ferrari

Por Damián Fanelli

Comparte:


"Siempre se debe construir un auto menos de lo que exige el mercado". Al CEO de Ferrari, Sergio Marchionne, le gusta recordar el credo del fundador Enzo Ferrari cuando se le pregunta sobre su estrategia para la compañía de autos deportivos más famosa del mundo. El único problema es que el mercado de Ferrari ya no es lo que solía ser.

Para empezar, hay muchas más personas en el mundo que pueden permitirse comprar un Ferrari que cuando Maranello estaba produciendo 250 GTs, 275 GTB o 365 Daytonas en números diminutos para mantener las ruedas girando en los queridos pilotos de F1 y Le Mans de Enzo. Actualmente hay alrededor de 195,000 personas en el mundo con activos líquidos de más de $ 30 millones de dólares y más de 2,000 multimillonarios, de acuerdo con personas cuyo trabajo es rastrear tales datos.

Ferrari el año pasado fabricó una cantidad récord de automóviles, alrededor de 8.400, y está en camino de construir al menos 9.000 en 2018. Pero si “ganó la lotería” recientemente y ordenó un 812 Superfast para celebrar, pero podría pasar tanto tiempo como dos años antes de que se pueda conducirlo. Las personas crónicamente ricas no están acostumbradas a esperar por nada, y Marchionne admite que está pasando mucho tiempo relajando los costosos egos de los clientes, molestos porque no pueden tener su Ferrari, ¡ahora mismo!



Sin embargo, lo que irrita al jefe de Ferrari es que cada automóvil que no puede entregar de manera oportuna significa una venta potencial para otra persona. "Mucha gente compra Lamborghini porque no pueden tener en sus manos un Ferrari", refunfuña. La respuesta simple es construir más Ferraris, y Marchionne ha dicho que planea aumentar la producción de Ferrari a 10,000 autos durante el año 2019, un número que según la demanda actual parece totalmente sostenible, especialmente con el lanzamiento de Portofino, el nuevo modelo el nuevo Ferrari básico que reemplaza al California T. Pero eso es solo una solución a corto plazo.

Los banqueros y los analistas predicen con confianza que se espera que la cantidad de millonarios en el mundo crezca un 37 por ciento durante la próxima década. Eso significa aún más compradores potenciales de Ferrari, pero también significa más compradores para quienes Enzo Ferrari será una mera abstracción, no más significativa que Henry Ford, Soichiro Honda, W.O. Bentley y Ferdinand Porsche son los compradores actuales de Ford, Honda, Bentley y Porsche.

Es posible que quieran un Ferrari. Pero no necesariamente quieren el Ferrari de Enzo.



Sergio Marchionne lo sabe. Su predecesor, Luca di Montezemolo, el hombre que masajeó ingeniosamente el mito de Enzo con modernas técnicas de mercadotecnia, proclamó rutinariamente que nunca veríamos un sedán de cuatro puertas o un SUV con la famosa insignia del Cavallino Rampante. Pero bajo Marchionne, ambos han sido discutidos activamente.

El sedán de Ferrari no sucederá, ya que las ventas de los vehículos “three-box” de cuatro puertas convencionales -incluso los que tienen una insignia glamorosa- están en una lenta espiral de muerte. Eso aleja al SUV de Ferrari, una idea que ya no es tan extravagante como hace unos pocos años, con Rolls-Royce, Aston Martin y Lamborghini ahora siguiendo a Bentley y Porsche en el segmento.

"Ferrari no producirá un SUV que compita con Porsche, Bentley o Lamborghini", insiste el jefe de marketing de Ferrari, Enrico Galliera. "Un SUV puede ser un automóvil muy rápido. Pero no es un auto deportivo. Seguiremos siendo consistentes con nuestra estrategia, que es producir autos deportivos".



En contrapartida, varias fuentes han confirmado que Ferrari está trabajando en un vehículo todo terreno, con tracción en las cuatro ruedas y con forma de furgoneta, con cuatro puertas basadas en la arquitectura utilizada para el GTC4Lusso. Entonces, ¿qué hace que sea más un automóvil deportivo que un SUV? Al parecer, la posición de conducción relajada.

Pero con la demanda de SUV ultra lujosos en auge -y Ferrari enfrentando la perspectiva de perder el pago de bonificación de 100 millones de dólares por participar en la Fórmula 1-, hay un aire de inevitabilidad sobre que el fabricante italiano construya un vehículo para unirse a la fiesta. Simplemente no te atrevas a llamarlo SUV.

Fuente y fotos: Motortrend.com

Comparte:


Te va a gustar


Video

Chevrolet Spark 2019 - Equinox 2018

Otras Noticias