Los planes de BMW para convertirse en el líder mundial de autonomía y conectividad


Está claro que los vehículos autónomos y la conectividad será el gran paso de la industria automotriz. Es por ello que, a estas alturas, casi todas las marcas relevantes ya han puesto en marcha para subirse a este representativo avance de una forma o de otra. Y entre ellas, hay quizá una muy ambiciosa: BMW.

Recientemente, desde el fabricante alemán han declarado que no les importa tanto alcanzar grandes cifras de ventas, sino que su interés está enfocado en convertirse en el líder mundial de la industria en términos de autonomía y conectividad. Una afirmación que demuestra que tan en serio va la carrera del vehículo autónomo.

A juicio de Haral Krueger, director ejecutivo de la empresa, BMW necesita liderar esta industria que está en rápida evolución. Y para conseguirlo, debe proyectarse como un empleador atractivo de cara a contratar a la mejor gente que pueda encontrar para a la cabeza en lo que a tecnología se refiere.

En un evento reciente en la sede de BMW en Munich, Krueger dijo además que la marca no sólo se centrará en la electrificación como el futuro de su gama, sino que también continuará el desarrollo de vehículos de pila de combustible. Respecto a esto último, señaló que están trabajando con Toyota en una nueva generación de vehículos de este tipo: «El año pasado, pusimos en la carretera una pequeña flota de pruebas basada en la serie 5 Gran Turismo». Para 2021, planean sacar una pequeña serie del siguiente paso en esa tecnología.

En BMW parecen tener claro que para alcanzar ese ambicioso objetivo de ser líderes es necesario contar con buenos aliados. Es por ello que, a mediados de mayo, reforzaron su asociación en el desarrollo de vehículos autónomos mediante la adición de Delphi a su colaboración en curso con Intel y Mobileye.

Para Krueger, esto será crucial para acelerar el desarrollo de la tecnología autónoma: «No somos los mejores en la fabricación de radares y controles de visión, por lo que trabajamos con Mobileye. No fabricamos chips, por lo que cooperamos con Intel. Acabamos de tomar a bordo de Delphi para cooperar en el software y el conocimiento del sistema».

Resulta curioso observar como todas las compañías están luchando actualmente no tanto por subirse a la camioneta de la autonomía como de liderarla. Y esto, más allá de quien lo consiga, representa un claro beneficio para el consumidor, que obtendrá no solo mejores productos sino también mucho más seguros.

Fuente: Carscoops


Te va a gustar


Video

Test Drive 360º Chevrolet Trailblazer 2017

Otras Noticias