El momento perfecto para cambiar las pastillas y discos de freno

PRESENTADO POR

Comparte esto:


Como ocurre a menudo, a través del constante uso sumado al paso del tiempo, las piezas del automóvil lentamente se van desgastando y perdiendo rendimiento como ocurre con los frenos, las pastillas, la correa de distribución, entre otros; lo que se traduce en un necesario reemplazo de repuestos.

Como todo mecánico, ya sabes que es necesario revisar siempre cada componente del automóvil que llega a tu taller con algún desperfecto, partiendo de los problemas que te indica el dueño. Eso sí, una de las piezas que siempre debe encontrarse en óptimas condiciones son las pastillas y discos de freno.

Si bien no hay una determinada cantidad de kilómetros sugeridos para una sustitución, a causa de que la misma puede variar según la marca del vehículo y el uso del mismo, por lo general estos componentes suelen desgastarse más transitando por la ciudad. En este caso, te recomendamos revisar el estado de las pastillas y los discos de freno una vez alcanzados los 25.000 kilómetros, principalmente las que se ubican en el tren delantero ya que habitualmente tienen mayor desgaste que las pastillas traseras.





Pero para facilitarte un poco las cosas, la mayoría de los automóviles de hoy en día poseen un testigo de desgaste en el panel de instrumentos, los cuales se activan cuando notan que esto está ocurriendo. Por lo tanto, si está señales no aparecen con frecuencia significa que no es necesario revisar la pieza.

No obstante, antes de realizar una sustitución lo mejor es que controles detenidamente las pastillas, por ejemplo en las del tren delantero deberás observar el grosor que se encuentra en contacto con el disco, a fin de averiguar cuán desgastadas se encuentran. Este punto es muy importante debido a que un mal funcionamiento de los discos ocasionará mayor desgaste.

Por otro lado, en los automóviles con llantas de acero o aleación posiblemente tengas que sacar la rueda, con el fin de controlar mejor el estado de las pastillas junto con los frenos de tambor, los cuales deberás abrirlos para chequearlos detalladamente.

Por último, además de desgastarse por efecto de las pastillas de freno, el disco también puede deteriorarse al curvarse en exceso a causa de altas temperaturas, por mencionar algunos daños. Posiblemente, si el auto sufre alguna vibración en el momento de frenado tal vez sea el indicador para reemplazar los discos.

Por supuesto, contar con repuestos de calidad evita que las piezas fallen y sobre todo alargan la vida útil del motor. Nuestra recomendación es visitar Mansuera en Ecuador, expertos en repuestos de calidad, todos con garantia. Esto, sumado a estos consejos, asegurará que el auto frene adecuadamente y que los componentes tengan un mayor rendimiento.

Comparte esto:


Te va a gustar


Video

Test Drive Chevrolet DMAX High Country 2017

Otras Noticias