Ford desarrolla luces que no encandilan

Comparte esto:


Las luces altas de otros vehículos pueden ser una molestia y causa de accidentes. Sin embargo, Ford ha llegado una solución para este problema, que se encuentra disponible en los nuevos modelos S­-Max, Galaxy y Edge SUV.

El sistema Glare­-Free Highbeam de Ford consiste en una cámara montada en el parabrisas para detectar faros o luces delanteras y traseras de otros vehículos, incluso bicicletas, a una distancia de hasta 800 metros durante la noche. Esto activa un dispositivo que bloquea el haz de luz de los faros intensos.

Este sistema opera con el dispositivo Automático de Luces Altas y de LED Dinámico de Ford, de tal forma que los faros frontales se ajustan y adaptan en siete formas distintas, tomando en cuenta aspectos como velocidad, luz ambiental, ángulo de curva, distancia a un vehículo en el carril contrario y activación del limpiaparabrisas.


Panel interno de Ford


Durante las pruebas de este sistema automático se comprobó su eficiencia. De acuerdo con el ingeniero de investigación de Ford, Michael Koherr, “Glare-Free Highbeam permitirá el uso de luces altas con una posibilidad significativa de visualizar el camino en la noche sin causar distracciones a otros conductores”.

El fabricante norteamericano trabaja adicionalmente en otras formas de tecnología de iluminación para mejorar la visibilidad en redondeles o señales de pare o ceda el paso, con lo cual el conductor podrá concentrarse en peatones, ciclistas y animales que puedan atravesarse en el camino.

Comparte esto: