¿Por qué deberías elegir un sistema de frenos ABS?

PRESENTADO POR

Comparte esto:


Seguramente hayas escuchado hablar de los frenos ABS que muchos vehículos actuales incorporan de fábrica. Para los que aún no lo conocen, se trata de un sistema de seguridad activa que hace variar la fuerza de frenado para evitar que los neumáticos resbalen con el suelo.


¿Cómo funcionan los frenos estándar?




Para explicar cómo funciona el sistema ABS primero debemos hablar del equipo de frenos convencional de un vehículo, que tiene como finalidad reducir la velocidad en la que se desplaza el mismo, haciendo que las ruedas dejen de girar. Pero producto de la inercia, por más que las ruedas no sigan dando vueltas el vehículo continúa su desplazamiento hacia adelante imposibilitando tener el pleno control de la trayectoria que se quiere realizar. Esta acción hace que las ruedas delanteras se bloqueen y el auto quede sin dirección, es por ello que se necesita la intervención del ABS (por sus siglas en alemán de Antiblockiersystem).


¿Qué son los frenos ABS y cómo actúan?

El ABS funciona en conjunto con el sistema de frenado tradicional.​ Consiste en una bomba que se incorpora a los circuitos del líquido de freno y en unos detectores que controlan las revoluciones de las ruedas. Si en una frenada brusca una o varias ruedas reducen repentinamente sus revoluciones, el ABS lo detecta e interpreta que las ruedas están a punto de quedar bloqueadas sin que el vehículo se haya detenido. Esto quiere decir que los sensores envían una señal al Módulo de Control del sistema ABS, el cual reduce la presión realizada sobre los frenos, sin que intervenga en ello el conductor. Cuando la situación se ha normalizado y las ruedas giran de nuevo correctamente, el sistema permite que la presión sobre los frenos vuelva a actuar con toda la intensidad.

El sistema controla nuevamente el giro de las ruedas y actúa otra vez si éstas están a punto de bloquearse por la fuerza del freno. El procedimiento se repite de forma muy rápida, unas 50 a 100 veces por segundo, lo que se traduce en que el conductor percibe una vibración en el pedal del freno.


Control de la dirección del automóvil en todo momento




Para decirlo de manera más simple, el ABS permite que el conductor siga teniendo el control sobre la trayectoria del vehículo, con la consiguiente posibilidad de esquivar obstáculos mediante el giro del volante de dirección. Otra característica que no debemos dejar de lado es que la distancia de frenado siempre se reduce con un sistema ABS, lo cual es muy importante sobre todo en condiciones de piso húmedo e incluso nieve, con lo cual se reducen considerablemente el riesgos de choques y a ccidentes.

En Ecuador ya se encuentran automóviles que adoptan esta tecnología, como el nuevo Chevrolet Sail 2018 que incorpora varios sistemas de seguridad siendo los frenos ABS uno de los puntos más destacados.

Ahora ya sabes que te conviene más para evitar maniobras riesgosas a la hora de frenar con la mayor seguridad.

Comparte esto:


Te va a gustar


Video

Test Drive Chevrolet DMAX High Country 2017

Otras Noticias